lunes, 16 de noviembre de 2009

el peligro de los sifones

Uno de los experimentos realizados en el blog FQ experimentos, describe a la perfección el peligro que puede tener el efecto sifón en el interior de según qué cavidad.

De tal modo que no es necesario que en el exterior caiga una tromba de agua para que una galería se inunde. Podrían bastar cuatro gotas, las cuatro gotas que le faltaban a una gran bolsa de agua subterránea para alcanzar el nivel de rebose de un conducto sifón estanco y activarlo.

Una vez activado, el sifón descargará litros y litros hasta que el aire entre en el extremo de succión del tubo que está haciendo de conductor.

No hay comentarios: