sábado, 5 de julio de 2008

El Coverón

Fecha: 14 de Junio de 2008
Participantes: Jose Manuel, Miguel Ángel, Alfonso, Luís, Kike, Jose Luís y David.
Climatología: Soleado

Llegó el día de la actividad, la mañana era bastante buena y soleada, paramos en una curva de la carretera que sube a la cruz de Uzano, y allí nos pusimos los trajes y demás aparejos que conlleva la mayoría de las veces nuestra actividad espeleológica que tanto nos gusta, como si de un ritual se tratara y fuera requisito obligado antes de entrar en cualquier cueva.

Comenzamos nuestra marcha hacia el Coverón, hacía aproximadamente 2 años que habíamos encontrado la boca Jose Manuel y yo por las prospecciones que hicimos en esa zona, desde entonces no hemos vuelto a esa zona, lo cual nos llevó a equivocarnos y meternos por bosquecillos encantados de maleza y muchas lianas de zarzas cariñosas que nos abrazaban a nuestro paso dándonos a entender que no íbamos por buen camino. Después de una hora aprox. logramos encontrar gracias a David la boca de la cueva.

Sin más dilación bajamos la empinada y resbaladiza rampa de entrada y ya dentro de la gran galería pudimos observar la altura de su Bóveda.

Decidí que primero echaríamos un vistazo a la zona de la derecha ( Galería del árbol) que, según la información que teníamos de otros grupos que ya habían estado allí, merecía la pena ver.
Nos gustó la curiosa formación de la galería del Árbol llena de ventanales y redondeles a un lado y otro de nuestro paso. Siguiendo el camino principal, llegamos a una pequeña marmita con agua y una colada en la que encontramos una escala con cuerda de unos 7 metros aprox. donde nos colocamos los aparatos y decidimos subir.

La escala no llegaba del todo al suelo aunque no parecía que estuviera en mal estado y la cuerda aparentemente tambíen estaba de buen uso, por lo que decidí subir y ver como era el resalte que aparentemente no parecía de dificultad.
Tras subir y pasar el ventanal agaterado de su cabecera y teniendo cuidado de no meterme en la marmita colgada que había en la parte alta, fueron subiendo los 5 componentes del grupo.
Aprovecharon para hacer unas fotos ya que el sitio lo merecía; se oía chorreo de agua a un lado de la marmita que, aunque era alargada se podía salvar por uno de sus lados gateando, hasta una sala con unas bonitas formaciones y una especie de gours desfondado con agua en su fondo.

Seguimos la galería principal que nos iba llevando cómodamente hasta una diaclasa donde no se veía continuación, hasta que en su mismo pié y entre piedras sueltas, una gatera con mucha corriente de aire nos da la continuación.

Hecho un vistazo para ver lo estrecho de la gatera y veo que efectivamente es bastante estrecha, pregunto al grupo si tienen intención de seguir para no pasar en valde, sólamente David se anima a pasar con lo que después de dejarle pasar le sigo para ver las curiosas galerías con bonitas formaciones que hay al otro lado. Un laguito sifonado y columnas de formas caprichosas adornan el conjunto de la zona . David aprovecha para hacer unas fotos y al ver que para seguir hay algunas gateras que explorar, lo dejamos y volvemos con el grupo que está esperando para ver la zona del pozo de 17 m.

Volviendo a la rampa de Salida y en su fondo, detrás de un gran bloque, una corta gatera nos da paso a una gran galería que en su fondo se ciega. A la derecha una galería en forma de meandro no parece continuar, y a su izquierda cuelga una cuerda de un resalte y una rampa estrecha, que tiene un roce criminal. Subo con mucho cuidadín para no cargar mucho sobre la cuerda y subo la rampa donde se encuentra en su cabecera el pozo de 17m que tenemos en la bibliografía. Decidimos montar una cuerda que salve el resalte protegida con una saca para que no roce, de esa manera suben 4 del grupo ya que Kike y Jose Luís se van para la salida... (y a ver el fútbol)

Bajamos el pozo de 17 m. que está instalado en fijo y en buen estado de uso las cuerdas y los fraccionamientos, y husmeamos por las galerías bajas un poco laberínticas, que nos hacen ir por pasos en forma de meandro estrecho fósil que, después de llegar a una gatera seguida de una grieta estrecha con final en un codo cerrado hace que solo pasemos David y yo ya que los demás no están muy animados.

Seguimos la galería al otro lado del paso anterior buscando la continuación por una cornisa inclinada que nos conduce al final a la parte alta del Cañón del río. Un río que no llegamos a ver ya que es un cañón muy alto y estrecho que oculta el fondo, aunque se oye el ruido del agua corriendo por su lecho.

Hacia el lado derecho pasamos por encima y miramos un poco para poder bajar al río pero no encontramos un paso evidente; sólo gateras que no nos apeteció explorar. Por la izquierda del Cañón del río había una cornisa expuesta que no nos permitía el paso seguro lo que nos hizo buscar una alternativa que David encontró en forma de una gatera arenosa que atraviesa por detrás de la cornisa y sale por otro lado en un balcón desde el que se divisa, enfrente, una instalación de cuerda que baja seguramente al río. Seguimos por la cabecera y encontramos un puente de roca que nos permite saltar por encima del cañón hasta el otro lado, donde seguimos una galería que da la vuelta hasta llegar al montaje que veíamos desde el lado opuesto.

Al no llevar los aparatos ya que los habíamos dejado antes del codo donde dejamos a nuestros compañeros, y viendo la hora que era, decidimos volver para la salida, después de dar unas cuantas vueltas para encontrar la gatera que bordeaba la cornisa. Menos mal que al final David la encontró cuando yo estaba casi al final de la misma y decidí no arriesgar el ultimo paso ya que de caerme seguramente no lo hubiera contado.

Después de volver con nuestros compañeros salimos de la cueva después de unas 7 horas aprox. dentro del Coverón.

Relato de Miguel; fotos de David y Luís.

Dando vueltas algo perdidos sin encontrar la p... cueva.

Boca del Coverón. Al estar hundida, hasta que no estás encima no la ves.


Descendiendo el resalte de la Galería del Árbol

Espeléologo siendo "parido" hacia el piso superior de la Galería del Árbol, a través de la gatera tras el resalte. Si sales demasiado "embalao", te vas directo al agua, y sé de uno que metió el codo...
Bellas formaciones en el piso superior de la Galería del Árbol, en la zona de los laguitos.

Extensión de la Galería del Árbol con pequeñas pero densas formaciones.

Descendiendo hacia la zona del río.

Al pié del pozo de la zona del río

Gran estalagmita en el minilaberinto del desfiladero del río

El paisaje que nos recibe ya fuera de la cueva

Zonas que nos dió tiempo a ver
Más fotos:

1 comentario:

noroestes dijo...

Impresionante la entrada de la cueva. Me han gustado las fotos y el estilo en que está redactado el texto. Dan ganas de aventurarse por ahí en busca de cuevas.
Saludos.